Las matrículas en un país como España suelen contener un fondo blanco con letras negras, pero en las últimas décadas se han producido una serie de cambios para establecer una unificación europea de matriculación, por lo que las matrículas comenzaron a incorporar la bandera de la Unión Europea en el extremo izquierdo. Y aunque existen matrículas azules habilitadas para los taxis y coches VTC, existen otros colores provisionales como pueden ser el verde y el rojo, además de tenerse en cuenta si tiene procedencia extranjera. Por ello, a continuación, te detallamos en profundidad qué son las matrículas provisionales, para qué sirven y cómo se solicitan.

matriculas provisionales coche rojas verdes

Desde 1900, el sistema de matriculación español establece que los vehículos de motor deben contar con una matrícula de fondo blanco con un código alfanumérico, pero siempre hay excepciones. Los ciclomotores hasta 50 cc poseen una matrícula de color amarillo, los remolques y semirremolques de camión con una MMA superior a 750 kg poseen una matrícula roja, y los cuerpos diplomáticos cuentan con placas rojas, verdes, azules o amarillas, pero son definitivas. De ahí la importancia de conocer en qué casos se utiliza una matrícula provisional verde o roja.

Qué son las matrículas provisionales para vehículos

Las matrículas provisionales son aquellas que otorga la Dirección General de Tráfico, también conocida por  sus siglas DGT, para que un vehículo pueda circular mientras su matrícula definitiva se esté tramitando, pues la norma de circulación estipula que cualquier vehículo debe estar matriculado correctamente para poder circular por la vía pública. Por ello, es fundamental que te informes, sobre todo cuando has solicitado una nueva matrícula para tu vehículo, pues mientras se tramita como es debido, podrás conducir gracias a una matrícula provisional.

Ahora bien, estas matrículas tienen un formato particular, pues se trata de un código alfanumérico sobre un fondo de color en función del motivo de la provisionalidad de la matrícula. Este código empieza con una letra, le siguen 4 números y finaliza con 3 letras. Por otro lado, existen matrículas provisionales de distintos colores en función de las circunstancias del vehículo, estas pueden ser verdes o rojas dependiendo del tipo de vehículo que solicite dichas matrículas para poder seguir circulando con normalidad.

Qué son las matrículas rojas y sus tipos

Las matrículas provisionales rojas puede ser entregadas por la DGT cuando se realiza la debida tramitación de la matrícula ordinaria, un vehículo se encuentra en baja temporal por transmisión o se utiliza en ensayos de investigación, pruebas técnicas, transporte o pruebas con posibles compradores. Además, para poder circular con una placa roja temporal, es imprescindible solicitar un permiso temporal y un boletín de circulación a nombre del titular del permiso, por lo que si se trata de una posible compra del vehículo, el titular del permiso de circulación temporal debe acompañar al cliente interesado que va a probarlo.

Por otro lado, las placas rojas pueden ser solicitadas por distribuidores, vendedores e importadores de vehículos. Su periodo de validez es mucho más amplio que las matrículas provisionales de color verde, ya que el permiso de circulación temporal tiene una validez de 12 meses no prorrogables y su validez en el extranjero depende de los acuerdos internacionales existentes. Además, existen dos tipos de matrículas rojas provisionales en función de la situación en la que se encuentre el vehículo, y son las siguientes:

  • Placa roja provisional S: Esta matrícula se destina a aquellos vehículos que son nuevos o de importación, y aún no han sido matriculados.
  • Placa roja provisional V: Esta matrícula deben llevarla los vehículos en proceso de transmisión o que estén dados de baja temporal, y requiere de la tarjeta ITV.

Qué son las matrículas verdes y sus tipos

Las matrículas provisionales verdes están destinadas a aquellos vehículos que van a circular por España, ya que es importante que cada vehículo lleve la matrícula que indique el país de residencia del titular del mismo. Además, con este tipo de matrícula provisional se permite circular a vehículos nuevos de origen extranjero, ya sean comprados o trasladados, mientras se recibe la matrícula definitiva, por lo que será otorgada por la DGT. Por esta razón, existen tres versiones distintas de la matrícula verde, que son:

  • Matrícula verde provisional por tramitación de matrícula definitiva: Esta matrícula tiene una validez de 60 días prorrogables, siempre y cuando se justifique que la matriculación no se puede realizar por motivos totalmente ajenos al titular del vehículo.
  • Matrícula verde provisional por traslado de un vehículo al extranjero: Esta matrícula cuenta con una validez de 60 días para vehículos ya matriculados o sin matricular. Una vez matriculado, el vehículo debe pasar la ITV para vehículos extranjeros o la ITV en otro país para regular la situación del mismo.
  • Matrícula verde provisional por traslado de provincia: Esta matrícula posee una validez de 10 días solamente, por lo que el vehículo debe pasar la ITV no periódica para cambiar la tarjeta de inspección técnica y su debido expediente.

No obstante, cualquier particular puede solicitar una matrícula verde en la Jefatura Provincial de Tráfico de su lugar de residencia en los 60 días posteriores a empezar a utilizar el nuevo vehículo en España. Se requiere de una ficha de inspección técnica española y solicitar un permiso de circulación temporal en lo que te entregan la matrícula definitiva. Una vez recibida, debes volver a Tráfico para cambiar la matrícula verde por la convencional y sustituir el permiso de circulación temporal por el definitivo, abonando también el correspondiente impuesto de circulación.

Conclusión: Ten en cuenta para qué se utilizan estas matrículas antes de incorporarlas

Antes de solicitar una matrícula provisional a la Dirección General de Tráfico, primero debes cumplir con una serie de requisitos y conocer, de primera mano, para qué sirven estas matrículas y cómo deben utilizarse. Recuerda que cada color se identifica de una manera u otra, por lo que es importante que sepas todo sobre ellas. Además, en muchos casos, es probable que tengas que trasladar el expediente del vehículo, sobre todo si se trata de una compra en el extranjero. En la ITV debes presentar toda la documentación necesaria para poder obtener un resultado favorable en la Inspección Técnica del vehículo; y al colocar la matrícula definitiva, debes abonar el coste del impuesto de circulación correspondiente. Por ello, sigue la normativa y podrás tener tu vehículo circulando por la vía pública con la matrícula adecuada.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 85

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

¿Te ha gustado? Comparte el contenido

Contenidos relacionados
Publicado por ITV Maco
imagen autor contenido

ITV Maco es tu ITV de referencia, somos profesionales del sector del automóvil y nuestro principal objetivo es que pases la ITV de tu vehículo con éxito.

Deja tu comentario y opina (0 Comentarios)