Si hablamos del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) quizás desconozcas lo que es por su nombre técnico pero realmente es el nombre que se utiliza para hablar del impuesto de circulación. Todos los conductores están obligados a pagar una vez al año este impuesto, siendo una tasa que acompaña a tu vehículo en su larga vida útil. Es igual de importante que obtener un resultado favorable en la ITV, por lo que no debes descuidar este detalle. A continuación, te explicamos en profundidad todo lo que tienes que saber sobre el impuesto de circulación.

impuesto de circulacion

El impuesto de circulación se lleva pagando de forma obligatoria más de 30 años y es una de las principales fuentes de ingresos de los ayuntamientos españoles, ya que aporta anualmente más de 2.000 millones de euros. Su pago depende de la capital de cada provincia pero también es importante conocer quién, cuándo y cómo debe pagarlo para llevar al día este impuesto y ahorrarte una multa por incumplimiento. Por ello, en este artículo vamos a resolver todas las dudas posibles acerca del impuesto de circulación, además de cuándo y cómo pagarlo.

¿Quién paga el impuesto de circulación?

Una de las dudas principales es saber quién tiene que pagar el impuesto de circulación. En este caso, es una obligación que recae sobre el titular del vehículo, independientemente de si es una persona física o jurídica. En el Permiso de circulación del vehículo se puede comprobar quién es el titular y es a quien le llegará anualmente este impuesto de carácter municipal.

Al comprar un coche o moto de segunda mano, el vendedor debe facilitar el recibo de pago del Impuesto de Circulación. Y al cambiar de titular, al año siguiente tendrá que abonarlo el nuevo propietario.

Sin embargo, no todos los propietarios de vehículos tienen que pagar este impuesto, ya que depende en gran medida de la finalidad que estos desempeñen. Por ello, existen una serie de vehículos que quedan exentos de pagar el Impuesto de circulación, como pueden ser:

  • Vehículos destinados al transporte público de viajeros.
  • Vehículos de uso agrícola.
  • Vehículos con matrículas diplomáticas.
  • Vehículos históricos o de coleccionista.
  • Vehículos adaptados para personas de movilidad reducida.
  • Ambulancias.

En el caso de los vehículos híbridos o eléctricos, aunque técnicamente se quedarían fuera de la categoría de “tracción mecánica”, sí tienen que pagar el Impuesto de circulación pero sus propietarios pueden ahorrarse una cantidad importante de dinero gracias a que algunas ciudades poseen descuentos para este tipo de vehículos.

¿Dónde pagar el impuesto de circulación?

Al tratarse de una tasa municipal, este impuesto debe pagarse en el ayuntamiento de la localidad en la que se reside, por lo que se ofrecen distintas opciones para ponerse al día con este pago obligatorio. La opción más cómoda es domiciliar el pago y que te lo carguen directamente en tu cuenta bancaria una vez al año, o bien, puedes esperar a que te llegue la carta de pago y abonarla en el banco o ayuntamiento de tu ciudad en el plazo establecido.

Pero no debemos olvidar la opción que está en auge actualmente tras la pandemia. El pago online es una de las opciones más recomendables, ya que sencillamente se realiza el pago a través de tu tarjeta de crédito o débito.  Sin embargo, no está disponible en todas las comunidades, aunque sí en ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Palma y Zaragoza, entre otros. Por lo que, si tienes dudas sobre este método, lo mejor es que acudas al ayuntamiento de tu localidad y te informes.

¿Cuánto cuesta el impuesto de circulación?

El coste del impuesto de circulación varía según la localidad en la que resides. De las capitales de provincia, San Sebastián es la que tiene el impuesto de circulación más elevado frente a Melilla donde la tasa es cinco veces más inferior. La tasa también se calcula a partir de una fórmula que incluye los cilindros, qué tipo de carburante emplea el vehículo, etc.

En 2021, en ciudades como Madrid o Barcelona, los propietarios de vehículos eléctricos se aprovechan de una rebaja del 50% en el pago del impuesto de circulación.

Cuando no pagas el impuesto de circulación, este se va acumulando como cualquier otra deuda municipal y te arriesgas a recibir una multa por parte de tráfico. Cuando la deuda llega a los 500€, el ayuntamiento inicia el proceso de embargo del vehículo u otros bienes hasta que la deuda queda saldada. Por ello, es recomendable llevar este pago al día.

Si no sabes si está pagado o no, lo mejor es que te acerques al ayuntamiento de tu localidad para salir de dudas, o bien, puedes consultarlo vía online o telefónica para comprobar el estado del pago del IVTM.

Validez del impuesto de circulación

El impuesto de circulación tiene validez desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año siguiente. Lo habitual es que se cargue el pago en el último trimestre del año, pero esto puede variar según el ayuntamiento. Además, la fecha de validez no cambia. Por ejemplo, si lo pagas a finales de 2020, el impuesto entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2021, sin excepción.

Diferencia entre impuesto de circulación e impuesto de matriculación

Existen diversas controversias con respecto al impuesto de circulación y el impuesto de matriculación, ya que a pesar de ser impuestos totalmente distintos pero similares entre sí, debes pagar ambos por separado si acabas de comprar un nuevo vehículo. Mientras que el impuesto de circulación tienes que pagarlo cada año hasta que des de baja el vehículo, el impuesto de matriculación solo se paga una vez, salvo que solicites una nueva matrícula.

Conclusión: Lleva al día tu impuesto de circulación

Llevar al día el pago del impuesto de circulación es de vital importancia, ya que debes evitar a toda costa recibir una multa o que te embarguen el vehículo, o cualquier otro bien material como podría ser la casa. Por ello, es relevante que estés al tanto de la fecha de validez de este impuesto para realizar el pago en el plazo establecido. No descartes la opción de acudir al ayuntamiento en caso de tener dudas, puesto que son los que mejor te pueden asesorar. Recuerda que este pago es obligatorio y anual hasta que des de baja el vehículo, y no es recomendable dejarlo pasar. Llevar el impuesto de circulación al día es vital para pasar tu ITV, ya que forma parte de la documentación obligatoria.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 151

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

¿Te ha gustado? Comparte el contenido

Contenidos relacionados
Publicado por ITV Maco
imagen autor contenido

ITV Maco es tu ITV de referencia, somos profesionales del sector del automóvil y nuestro principal objetivo es que pases la ITV de tu vehículo con éxito.

Deja tu comentario y opina (0 Comentarios)