¿Tienes un ciclomotor de hasta 50cc con matrícula, en este caso con el fondo amarillo? ¿Sabes que estás obligado a someterte a inspecciones técnicas periódicas por tener un vehículo matriculado? ¿Quieres saber más sobre la ITV para ciclomotores? ¡Estás en el sitio correcto! La normativa de la ITV establece claramente que los vehículos que están sujetos a inspección técnica periódica son todos aquellos matriculados o por matricular, incluidos los vehículos pertenecientes a las organismos públicos, cualquiera que sea su categoría y función.

itv ciclomotor inspeccion tecnica ciclomotores

Los ciclomotores deben pasar la ITV si tienen más de tres años de antigüedad. Una vez transcurridos estos tres años, se debe realizar una revisión técnica cada dos años, al igual que las Scooter y las motos. Pasar la ITV en los ciclomotores tiene pocas variaciones en comparación con los scooters o las motocicletas, pero hay una serie de cosas que debe saber para que pases la inspección a la primera.

Qué es un ciclomotor

El ciclomotor se caracteriza por tener un motor con cilindradas y límites de velocidad que no superan los 50 cc o 45 km/h. Estas dos características lo hacen ideal para trayectos cortos, muy adecuado para el transporte urbano, económico por su bajo consumo de combustible y fácil de conducir y aparcar. Está prohibido conducir en autopistas y autopistas debido a los límites de velocidad y solo en el arcén cuando se conduce en vías interurbanas. Los requisitos para conducir un ciclomotor son los siguientes:

  • La edad mínima para conducir un ciclomotor es de 15 años.
  • Estar en disposición del permiso de conducción necesario AM que se obtiene tras pasar un test psicotécnico, un examen teórico específico de moto y otro práctico en circuito cerrado. O bien, contar el permiso de conducir B.
  • Contar con un seguro de moto obligatorio de responsabilidad civil.

Requisitos para pasar la ITV para ciclomotores

Para pasar una inspección técnica periódica de un ciclomotor, debes realizar los mismos pasos que cualquier otro vehículo. Luego de encontrar la fecha y hora en la estación seleccionada, deberás traer el vehículo original y la tarjeta de inspección técnica, que es un documento que contiene los datos técnicos básicos del vehículo.

En sí, el permiso de circulación no es absolutamente necesario, ya que la estación ​​puede consultar los documentos directamente accediendo al registro de la DGT. Además, la estación de ITV también puede comprobar que el vehículo dispone de seguro obligatorio. Si el seguro y el vehículo están registrados en la base de datos de la Dirección General de Tráfico, entonces no es necesario presentar el comprobante en la estación.

Cuándo hay que pasar la ITV para los ciclomotores

La fecha de la primera ITV es diferente para las motos y los ciclomotores. Los ciclomotores deben acudir a una estación de la ITV a los tres años de su primera matriculación. A partir de ahí, cada dos años tocará pasar las posteriores revisiones. Si los ciclomotores se utilizan en los servicios de alquiler o como material didáctico en las autoescuelas, se someten a la primera inspección a los dos años y luego cada año.

Qué puntos se revisan en una ITV para ciclomotores

Los ciclomotores están sujetos a los mismos puntos de inspección que las motocicletas para confirmar las inspecciones y garantizar su buena circulación. Cualquier usuario puede ver los puntos a revisar antes de ir a la estación para evitar un informe negativo que no le permita circular. Los más importantes son:

  • Número de bastidor: Se comprueba que está en buen estado y sin cambios.
  • Alumbrado: Durante la inspección se revisan el delantero y la señalización que comprenden todas las luces: luces de posición, luces delanteras y traseras, luces de freno, luces de matrícula, intermitentes y catadióptricos.
  • Retrovisores: Comprueban que estén fijados en las posiciones especificadas por el fabricante. Deben estar en buen estado y deben estar certificados si no son originales.
  • Manillar y manetas: Deben cumplir su función y no deben estar dañados o averiados.
  • Sistema de dirección: Se tratan todos los elementos que la componen, así como el funcionamiento del bloqueo como medida antirrobo.
  • Matrícula: Se comprueba que esté fija, no se mueve y se observa el ángulo mínimo de inclinación para una lectura perfecta. Las placas de matrícula de metal deben montarse sobre un porta-matrículas para evitar bordes afilados.
  • Neumáticos: Deben coincidir (o ser equivalentes) a los especificados en la ficha técnica. Deben estar en buen estado y con la presión adecuada.
  • Eficacia de frenado: Se revisarán los frenos delanteros y traseros.
  • Suspensiones: Deberán funcionar bien en ambos ejes.
  • Pérdidas de líquido: Uno de los puntos de inspección más importantes. Ya sea una fuga de aceite, gasolina o líquido de transmisión.

Además, se realizan pruebas de ruido de acuerdo con los límites marcados por la legislación o los límites fijados por el fabricante del vehículo, así como ensayos de emisión de monóxido de carbono. Por otro lado, si el vehículo ha sufrido reformas, se comprobará si dichas reformas se han tenido en cuenta en su documentación técnica. Finalmente, el ciclomotor debe superar una prueba en la que se registra el mayor porcentaje de errores. Esto se debe a la velocidad máxima legal (45 km/h) que pueden alcanzar los ciclomotores. Así, en la ITV se verifica que los topes de serie que limitan la velocidad de estos vehículos están en su sitio y sin manipular.

Defectos más comunes en las ITV para ciclomotores

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Industria, los mayores defectos de los ciclomotores son el alumbrado y la señalización, las emisiones contaminantes y los defectos en ejes, ruedas, neumáticos y suspensión. Si pasas la ITV con buenos resultados, pero si el ciclomotor tiene algún defecto leve, estarás obligado a reparar dichos desperfectos aunque no tengas que volver a pasar la inspección técnica.

En cambio, si el ciclomotor presenta averías graves o muy graves, el resultado de la ITV será desfavorable o negativo. En ambos casos, tienes dos meses para corregir el error y pasar de nuevo la ITV. La única diferencia entre una ITV desfavorable o una negativa es que, para esta última, el ciclomotor no podrá moverse de ningún modo; solo se puede transportar con grúa o remolque.

Cuánto cuesta pasar la ITV para ciclomotores

Al igual que ocurre con la ITV de un vehículo, el precio de la ITV de un ciclomotor varía en función de la Comunidad Autónoma o Provincia en la que te encuentres. No obstante, el precio medio de la ITV de estos vehículos suele ser de 20 €. Según Race, la ITV cuesta unos 39€ en Madrid, 23€ en Aragón, 21€ en Cataluña y 18€ en la Comunidad Valenciana.

Conclusión: Pasa la ITV de tu ciclomotor con éxito

Ahora que ya sabes que tu ciclomotor está obligado a pasar la ITV, la periodicidad con la que tendrás que hacerlo y algunos consejos útiles antes de llevarlo a revisión, solo tienes que estar atento a las fechas en las que te toque hacer dicha revisión para evitar multas y sanciones. Además, no olvides mantener el vehículo en buen estado e incluso hacerle una revisión pre ITV de los aspectos más importantes.

En ITV Maco te ofrecemos un servicio rápido y cómodo para que ganes tiempo al pasar la ITV de tu vehículo, así que concreta una cita previa en tu estación más cercana para evitar esperas. Nuestras oficinas se encuentran equipadas con la última tecnología para la correcta evaluación de la inspección técnica de tu vehículo.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 250

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

¿Te ha gustado? Comparte el contenido
Contenidos relacionados
Publicado por ITV Maco
imagen autor contenido

ITV Maco es tu ITV de referencia, somos profesionales del sector del automóvil y nuestro principal objetivo es que pases la ITV de tu vehículo con éxito.

Deja tu comentario y opina (0 Comentarios)